Home » Ocio » Con huevos y patatas » Pequeña, pero grande…Cerveriz

Pequeña, pero grande…Cerveriz

Sábado 1 de octubre 2015, Madrid. Entro en el supermercado y lo primero que veo sin tapujos, sin censura, expuestos a plena vista… los turrones y postres Navideños. Con dos …. (Ejem) ¿Qué es esto? Diría que estoy indignada, pero estar así hoy en día ya no significa nada. Si acaso una orientación política, como mucho.

Como iba diciendo ¡Turrones!¡En Octubre! ¿Antes que los buñuelos de viento y los huesos de santo? ¿En qué país vivimos? Pero esta pregunta hoy en día ya no significa nada. Si acaso tienes duda, Google te responde.

El mineralismo va a llegar

Como iba diciendo ¡Turrones en Octubre! ¿Antes de ponernos los edredones?
Sí, ahí, en plena entrada, sin tapujos, sin pudor. Los turrones. Y ahora me aterra la duda. Si antes duraban expuestos hasta junio y ahora los ponen en octubre. ¿Cuándo será Navidad en el Corte Ingles? Y más importante ¿Acaso la aparición de los turrones en los supermercados en octubre son efecto del temido cambio climático? Ahí lo dejo, pensarlo.

Cerveriz es apellido

Lo cierto es que de momento me trae al pairo y me dedico a lo mío: catar tortilla de patatas. Fuimos a una “taberno-tasca” (¡Palabro!) pequeña y encantadora, Cerveriz. Muy atentos. Enfrente del Mercado de San Miguel. Me encanta esta zona. Preciosa arquitectura y llena de vida (a veces demasiada). Está este bar tradicional. Muy discreto, justo enfrente de la magnificencia del Gourmet Mercado, con personal muy atento. Y su característica gigante pinza de crustáceo. La verdad todo lo que vi tenía una pinta impresionante. Platos tradicionales y un queso, que ya cataré, se intuye excepcional. Recomiendo las empanadillas “caseras” de verdad. Lo más rico que puedes imaginar, escrito en tiza en pizarras. Me encantó.

Iba a lo que iba, así que pedí un pincho de tortilla y luego otro y con ganas de un tercero. La tortilla huele que alimenta. El aspecto es impresionante.

cerveriztortilla

no me digas que no parece que te susurre: cómeme

  • Muy jugosa, llena de sabor y nada de huevo sin cuajar: 2 puntos.
  • Las patatas perfectamente cocinadas, con un toque dorado sin que chirríen en la boca. Con mucho sabor, diría que hechas a fuego lento y al final dándole fuerza para ese toque especial: 2 puntos.
  • No encontré cebolla, pero se perdona por lo bien cocinada que está: 0 puntos.
  • El aceite del bueno-bueno: 3 puntos.
  • Y le doy: 2 puntos extras por el aspecto, el amor con el que se ha cocinado y los buenos ingredientes utilizados.
  • Solo le encontré una pega: un exceso de sal. Sin estropearla, pero era demasiada. TOTAL: 9 puntos.

Tienes que ir y contarme si lo de la sal fue un acto, de un día, de generosidad espontánea. Merece la pena tomarse un buen vino tinto, blanco (gran selección de vinos. Tengo que probar el ecológico de Madrid) que si te gusta, te venden la botella. O una caña bien tirada.

También me gustaría que me recomiendes algún sitio que te guste especialmente. A partir de hoy la búsqueda de la tortilla perfecta, rica y estupenda de Madrid se publicará cada dos semanas. Para buscar sitios y catas especiales.

Muy feliz fin de semana, quedamos el 30 de noviembre octubre.
Chicky-chick Li

Cerveriz está en la plaza de San Miguel  2, Madrid.

Sobre lisice

Madrileña de Galicia adoptada londinense. Como buena mujer, soy una persona crítica; critico por afición y por devoción, incluso mi situación laboral es crítica. Llevo escribiendo desde pequeña, siempre para mi misma y ahora, para todos vosotros desde este foro que me brida Araque. Ahora aquí, mi función será la de buscar el Santo Grial de la tortilla de patata madrileña.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Pin It on Pinterest

Share This