Home » General » Nuestra familia

Nuestra familia

Hace dos años y pico adopté a Elsa Pataki (te puedes reír a gusto, no espero menos) una shih tzu gris y blanca 100% de raza. Cuando llegó a casa tenía la cara hinchada, los ojos con el reflejo de la mayor pena que puedas imaginar, el cuello con una contractura.

No sabia subir escaleras y estaba enfadada con el universo entero. Hoy es cariñosa, dulce y cabezota como yo. Sus ojos me miran con el mayor amor del mundo. Lo bueno de ser perro es que no te acuerdas concretamente del pasado y el presente para ella es fantástico y maravilloso. La asociación protector la rescató de un criadero ilegal y se había pasado 5 años encerrada en una jaula procreando y perdiendo sus pequeñines.

elsa

una mirada que rompe corazones

No te voy a contar lo ajada que esta. Solo lo feliz que es. Como ha cambiado su mirada, el pelo y todo en general. Quiero contarte que en diciembre perdí lo mas precioso lo mas preciado. Mi amiga, mi compañera, en una palabra: familia.

Mi perra cocker spaniel negra. A diferencia de la Pataki, nació llena de amor y estuvo con sus padres perros, mientras vivieron, y conmigo toda su vida. Nunca supo lo que es el maltrato, la privación, ni la tristeza de verse sin un amo a su lado. Tuvo una vida de amor y seguridad. Es una pena que muchos otros son menos afortunados. Y no voy a entrar con la comparación odiosa con niños o personas. Nadie: ni personas ni animal debería sufrir por privación de lo básico. Ella fue el ser mas lleno de vida y alegría que he conocido, aquellos con los que nos relacionamos pueden asegurarte que se fue con una sonrisa en la boca. La que siempre llevó; aunque se quedara ciega, sufriera dos tipos de cáncer y pasará por quimioterapia.

El amor que recibió y tenía le hizo superar todo esto y, aún así, vivir 13 felices años. Cuando compré a su madre en una tienda no fui consciente de lo que eso conlleva. Pedí un perro que pudiera quedarse bien solo, se relacionara bien, para alguien sin experiencia previa con perros. Nunca antes tuve can.

Me vendieron un cocker spaniel. Una raza que no cumple con ninguna de las 3 condiciones que pedí. Tenía 4 meses y ahora se que el tamaño pequeño que tenía era debido a darle poca comida para que no creciera y poder venderlo. Seguramente llevaba más de tres meses en esa pequeña jaula. Por favor, por esto que os he contado de la tienda en que la compré y porque traen a muchos de Europa del este con problemas genéticos graves. Como el que dejo ciega a mi perra, un gen que se transmite siempre, siempre, siempre y según suerte se activa o no. Si te quieren vender una mascota con cartilla europea sal corriendo en la otra dirección.

La mayoría de estas crías son compradas en suelos de mercadillos de mala calidad de cruces entre hijas con padres y madres con hijos para conservar un color de una raza. Conllevan serios problemas genéticos y de otros tipos.

Hace unos días adoptamos a Banner. La asociación Animal Rescue estaba en Callao aquel sábado cuando salí del metro. Y qué vi: un cocker spaniel negro. El parecido con aquella que perdí en diciembre (no te digo su nombre para que siga siendo mía. Dentro de mi corazón para siempre, como su sonrisa y la que me sale siempre que lo digo en alto) me hizo acercarme. Su historia, lo cariñoso y sociable hizo que lo quisiera. Había estado en la perrera tres años y el día que lo iban a sacrificar lo rescató esta asociación haciendo honor a su nombre. Un cocker spaniel, 100% de raza. “Por lo visto a los de raza también los abandonan” (esta frase es de la asociación). Es el perro más alegre, cariños, dulce, tierno (se me cae la baba) que te puedas imaginar. ¿Quién te pudo abandonar corazón? ¿Quién pudo no querer a semejante amor? Si quieres una amig@, un compañer@ que te quiera por como eres. Enfadad@, feliz, triste, bien o mal vestid@. No por tus chistes, ni por lo bien o mal que cocines. Si no por como eres.

banner

nuestro pequeño y cariñoso Banner

Exactamente como eres. Ell@s te ven y te quieren tal como eres. Te animo a que busques este amig@ en una asociación y/o perrera. Si quieres cachorro, adulto o un abuelo que tenga un feliz final de vida. Ahí está esperándote a ti. Si no lo encuentras en ninguno de estos dos sitio o buscas una raza especifica y no la hay, ve a un criadero autorizado donde los perros estén libres de taras genéticas, nazcan felices y pasen las primeras semanas de vida (de 5-8) con sus perros padres. Busca la raza que se ajuste a tus necesidades. Seréis felices todos. Te acompañará en lo bueno y en lo malo hasta que la muerte os separe, y sí, esto si será para toda una vida. El vínculo perro-dueño es lo más increíble.

Ahora te preguntarás: “¿Es viernes y no hay post sobre tortilla?” Claro que lo hay, pero antes quería ponerte en situación y que nos conocieras un poco mejor. El post de la crítica de la tortilla de hoy saldrá, pero un poco más tarde. ¡Estate atento!

Sobre lisice

Madrileña de Galicia adoptada londinense. Como buena mujer, soy una persona crítica; critico por afición y por devoción, incluso mi situación laboral es crítica. Llevo escribiendo desde pequeña, siempre para mi misma y ahora, para todos vosotros desde este foro que me brida Araque. Ahora aquí, mi función será la de buscar el Santo Grial de la tortilla de patata madrileña.

2 comentarios

  1. Ains que bonito lo has escrito… Entiendo tus sentimientos hacia tus perros porque en mi casa siempre ha habido y mi tio tiene un criadero-residencia… Me pongo mala cada vez que sale alguna noticia con maltrato a los perretes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Pin It on Pinterest

Share This