Home » Ocio » Con huevos y patatas » La Taberna de Daniela… El pasado trae al presente ricos platos tradicionales

La Taberna de Daniela… El pasado trae al presente ricos platos tradicionales

Ya hecha a la rutina. Estos días estupendos de septiembre, en los que el calor ha quedado atrás, con energía renovada me voy de compritas para empezar bien la nueva temporada.

Me voy de compras.

¡Madre mía! Después de tres años estrujados los gemelos en pantalones pitillo (se deberían llamar pantalones de exterminio) en los que para meterte te tienes que tirar desde un tercer piso.

La nueva moda son pantalones campana sesenteros. Siempre me han encantado, pero se han pasado cuatro pueblos con el ancho en algunas marcas. El otro día me probé unos que deberían de haberlos llamado Notre Dame porque mas que pantalones campana eran pantalones campanones.

No me quejo no, mucho mejor que los pitillo. Estos marcan caderas, culete y tienen una caída estupenda. Son cómodos y define las formas femeninas maravillosamente.
Con mis pantalones de los 60 en una bolsa, no te puedes resistir a la moda, corazón, me fui a reponer fuerzas a una taberna de época que combina estupendamente con los pantalones comprados.

El descanso del guerrero, pero con tortilla.

La Taberna de Daniela un reencuentro con el pasado. Como una típica taberna de los años sesenta. Limpia y bien puesta. Nada de rancio recuerdo. Más bien un cuidado homenaje. Todo lo que ves tiene una pinta estupenda. Parece que el cocido de Daniela es de los más reconocidos. Yo a la tarea: pedí tortilla de patata, es de ración individual y ¡La hacen en el momento!

extra

¡Extra extra!

Desde que entramos te ronda un olorcillo a patatas y cebolla listas para tortillearse. Según pides oyes el batir de huevos (ni me planteo lo de la huevina) y en un breve espacio de tiempo te traen una tortilla de patata con sus rebanaditas de pan.
Mi cara cambia, la veo muy fina, parece seca. Más aspecto de tortilla francesa que de patatas. Le hinco el diente y sorpresa. Maravillosa, asombrosa.
¡Daniela la mía mamma!

tortilla de la taberna de daniela

la tortilla y sus trocitos de pan

  • ¡Cómo tan fina puede ser tan jugosa y sabrosa!: 2 puntos.
  • Las patatas, debían de tenerlas listas. Estas no están demasiado calientes, muy bien cocinadas. En trozos pequeños. Justamente fritas, sin exceso de preparación ni de aceite: 2 puntos.
  • Con cebolla, como mandan los escritos, bien cocinada . Tal vez le hubiera faltado una pizca mas: 1 punto.
  • Muy buen aceite: 1 punto.
  • Total: 6 puntos.

Por aquello de que soy tortillera y critica, por sacarle una falta. Por aquello de poner la guinda. Le faltaba un poco mas de patata. Está deliciosa, inimaginablemente jugosa, pero con un poco más de patatas o una pizca mas de cebolla hubiera sido plena.

Maravillosa tortilla en un ambiente agradable del pasado al que podemos viajar entrando por la puerta de La Taberna de Daniela.
Buen fin de semana, a disfrutar de la tortilla de patata y por favor dime en que sitio me puedo deleitar con una buena tortilla de patatas.

El truco de esta quincena:
Dicen que para que una tortilla este mas jugosa se le eche maicena. A mi no me gusta, pero mi secreto esta en echar un chorrito de leche en el huevo. Hace que quede especialmente jugosa.

¡Hasta el próximo viernes!
Chicky-chick Li

La taberna de Daniela visitada está en la calle General Pardiñas 21, Madrid.

Sobre lisice

Madrileña de Galicia adoptada londinense. Como buena mujer, soy una persona crítica; critico por afición y por devoción, incluso mi situación laboral es crítica. Llevo escribiendo desde pequeña, siempre para mi misma y ahora, para todos vosotros desde este foro que me brida Araque. Ahora aquí, mi función será la de buscar el Santo Grial de la tortilla de patata madrileña.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Pin It on Pinterest

Share This